Reseña: Ya nada es igual de Lisa de Jong

julio 03, 2017 10 Comments A+ a-


Ya nada es igual · Lisa de Jong · Titania · Serie Rains #2 · New adult

Siempre he dejado que el pasado dicte mi futuro, que cree una imagen falsa de lo que no soy y me arrastre hacia donde no quiero ir.
Drake Chambers es tan arrogante y cabezota como yo. Al ser quarterback en el equipo de la universidad, una estrella nacional, creí que solo era uno más de esos chicos… de los que toda chica en su sano juicio debería huir. Pero no solo lleva el peso del fútbol sobre los hombros. Y ha descifrado los sentimientos y creencias a los que tanto tiempo me he aferrado.
Creí que lo teníamos todo solucionado. Dos personas que se quieren y que han encontrado, por fin, su final feliz, pero el pasado siempre busca la manera de colarse en el presente… y de estropearlo todo.
Porque, a veces, una simple decisión te cambia la vida… para siempre. Y ya nada vuelve a ser igual.
Libro en Goodreads

Este libro es la segunda parte de una serie que se llama Rains, el primer libro es Cada vez que llueve y es realmente maravilloso. En cuanto supe que Titania iba a publicar otro libro de esta autora estaba deseando leerlo. Lo primero que os quiero decir es que para mi gusto no lo consideraría parte de una serie, ya que no tiene nada que ver con el primer libro, lo único que tiene en común es que la protagonista del primero es la compañera de habitación en la universidad de la protagonista de este segundo. Eso sí, me han gustado mucho los guiños al primer libro. Yo no he ido con ninguna expectativa, simplemente he querido disfrutar de otro libro NA que es mi género favorito y así lo he hecho. Si vas con el primer libro en la mente y esperas algo parecido, este libro no te va a gustar. 

Como he dicho, es una novela New Adult y tiene todos los ingredientes de lo que yo considero un buen NA: universidad, fiestas, deporte, amor, pasión, sexo, amistad, superación, sentimientos, el paso a la madurez... Es cierto que no aporta nada nuevo al género, pero aún así es una novela que se disfruta y te hace pasar un buen rato mientras lo lees. En esta historia se mezclan el romance, la madurez y una pequeña dosis de drama que hacen una combinación muy buena. En esta novela, la autora ha apostado por la sencillez y ha suavizado los temas duros y el dramatismo que nos encontramos en el primer libro. 


Los protagonistas son sencillos, no ha profundizado demasiado en ellos, aunque tienen matices que los hace especiales. Drake es el quarterback del equipo de futbol de la universidad. Al principio este personaje no me caía del todo bien, ya que era el típico chulo, malote, que no se preocupa por nada, pero a medida que avanza el libro me sorprendió bastante, ya que no era así para nada. Drake no es un mujeriego como suelen ser la mayoría de este tipo de personaje, piensa muy bien con quien está y con quien se acuesta, no le gusta demasiado ir a las fiestas y aunque la gente le intente venerar por ser el quarterback, él no se siente el rey de la universidad. Drake es una persona complicada ya que acarrea un gran peso sobre sus hombros y le cuesta mucho mostrarse tal y como es y sobre todo confiar y comprometerse con otras personas. Emery me ha encantado, es una chica dura, con mucha fuerza que no se deja avasallar por nadie, planta cara a los problemas y no se deja amedrentar por el protagonista. Tuvo una infancia un poco difícil y acarrea ese dolor tan profundo en su interior, lo que hace que no confíe en nadie y la cuesta mucho dejar entrar a las personas en su vida.

"... Es como si, a veces, fuera lo bastante bueno para él como para dar el siguiente paso conmigo, pero no lo suficiente como para otro más."

La historia está narrada en presente y desde ambos puntos de vista, alternando los capítulos entre Drake y Emery. Esto es algo que me gusta mucho en los libros porque la historia está más completa y llegas a conocer mejor a ambos protagonistas. La forma de escribir de la autora es sencilla y directa, es muy fácil seguir el hilo de la historia y te sumerges por completo en las páginas. 

La historia se hace un poco monótona ya que los protagonistas tienen un tira y afloja por ambas partes que nunca parece terminar, pero hacia el final de repente hay un giro en la trama que me gustó mucho y te mantiene pegada a las páginas, es justo lo que necesitaba la historia para tenerte enganchado y querer saber que va a pasar con los protagonistas. 

En definitiva, Ya nada es igual es una historia que me ha gustado mucho, es lo que yo considero buen New Adult ya que te hace suspirar con la historia de amor, sufrir junto a los protagonistas y sobre todo disfrutar de una buena lectura.

Gracias a la editorial por el ejemplar.